Salud

¿Por qué contratar un Seguro de Salud? Ventajas principales

  • Menor tiempo de espera en atención y diagnósticos.
  • Elección y acceso directo a los especialistas.
  • Flexibilidad para escoger las citas y pedir segundas opiniones.
  • Habitaciones individuales en caso de hospitalización.
  • Posibilidad de añadir coberturas adicionales (reembolso de gastos de farmacia y óptica, cobertura frente a accidentes…).
  • Gasto deducible de hasta 500€ por persona y año.

Para poder adaptar tu seguro necesitamos que rellenes el siguiente cuestionario

¿Cuándo elegir entre un Seguro de Médico con copago y sin copago?

Antes de nada, debes tener claro qué supone contar o no con un copago. De esta forma, podrás personalizar la póliza a tu medida según lo que estés buscando.

Con copago. Tendrás que abonar una pequeña suma monetaria cada vez que utilices los servicios del seguro. El importe es mucho más pequeño que el coste de la asistencia si no estuvieses asegurado y permite abaratar notablemente la prima de este seguro. Es recomendable para quienes no visiten el médico con mucha frecuencia.

Sin copago. No tendrás que realizar ningún pago adicional, bastará con abonar tu mensualidad o la prima anual. Es recomendable para quienes acudan al médico con frecuencia.

Otros términos que debes conocer antes de contratar tu Seguro de Salud

  • Períodos de carencia. Es el tiempo que debe transcurrir desde que das de alta tu póliza para contar con determinadas prestaciones del seguro, como pueden ser pruebas médicas, ciertos tratamientos o intervenciones quirúrgicas… Una de las carencias más comunes es la del parto, normalmente fijada en 10 meses. Esto significa que, una vez contrates el seguro, deberán pasar 10 meses para poder disfrutar de la asistencia. No obstante, no quiere decir que si en ese periodo tienes una urgencia vital no recibas asistencia.
  • Preexistencias. Son aquellas enfermedades, patologías o condiciones de salud previas a la fecha en la que contrates tu póliza, las cuales quedarían excluidas del seguro.

¿Puedo hacer uso de mis coberturas de seguro médico desde el primer día?

La respuesta es sí, a excepción de las coberturas que tienen carencia. Medicina general, especialidades, visitas a urgencias, análisis de sangre… Podrás hacer uso de ellas desde el primer día.

En caso de que estuvieses asegurado con otra aseguradora y hayas cambiado de compañía, lo más probable es que te eliminen las carencias.

¿Puedo elegir médico teniendo un seguro médico privado?

Sí, podrás elegir al médico que prefieras de tu cuadro médico.

Si cuentas con una póliza de reembolso de gastos, podrás elegir cualquier médico y la aseguradora te reembolsará un porcentaje de la factura previamente acordado, el cual suele alcanzar el 80 o 90%.

¿Me cubre este seguro si estoy fuera de España?

Si, si cuentas con una cobertura de asistencia en viaje. La aseguradora se haría cargo de tu asistencia sanitaria por motivo de urgencia (accidente o enfermedad sobrevenida) en el extranjero. Esto incluye hospitalización e incluso cirugía si fuera necesario.

Algunas pólizas limitan esta asistencia en el extranjero a un importe máximo anual por persona y a que la estancia en el extranjero sea temporal (3 o 6 meses) y no que te hayas ido a vivir fuera.

¿Qué son los seguros de salud de reembolso de gastos?

Es la modalidad por la cual, a cambio de pagar una parte del coste total, podrás elegir el especialista o centro médico que desees, aunque no esté concertado con tu compañía y no forme parte del cuadro médico.