Baja Laboral

¿Has pensado alguna vez que no te puedes permitir el lujo de enfermar? Si sufres una baja laboral, el dinero que percibirás de la Seguridad Social probablemente sea mucho menor del que necesitas. Tus ingresos se reducirían considerablemente, pero no así tus gastos.

Esto se agrava si, como la mayoría, cotizas por la base mínima, quédandote 268€ de ingresos. No olvides que la cuota de autónomo la tendrás que seguir pagando. dificultándote aún más hacer frente a los gastos que tengas durante este periodo.

La solución a este problema es contar con una buena póliza de Baja Laboral, pensada para complementar las prestaciones de la seguridad social que percibirás en caso de sufrir una incapacidad por enfermedad o accidente, derivada o no de tu actividad profesional.

Para poder adaptar tu seguro necesitamos que rellenes el siguiente cuestionario

¿Qué conseguirías contratando este seguro?

Mantener tu nivel de vida

Protegerte a ti, a tu familia y a tu negocio

Preocuparte solo por tu recuperación

¿Por qué contratar este seguro con partner?

Estamos especializados en autónomos y profesionales. Sabemos que cada día sin trabajar supone un problema económico (además del problema con los clientes).

Podrás contratar una póliza 100% a tu medida, eligiendo la cantidad que quieres recibir por cada día de baja y si quieres una franquicia en días para adecuar el precio.

Tendrás la oportunidad de disfrutar de una cobertura total frente a accidentes y enfermedades, consiguiendo un nivel de protección máximo.

Contarás con beneficios fiscales ya que se trata de un gasto deducible de hasta 500€ por persona.

Además, nuestro equipo de profesionales se encargará de ayudarte a optimizar todo lo relacionado con tus seguros y riesgos sin coste extra

  • Gerencia y Mapa de Riesgos. Tomarás conciencia de a qué riesgos estás expuesto, la probabilidad de siniestro y los daños potenciales que podrían causar.
  • Auditoría de seguros Estudiaremos las pólizas en vigor con las que cuentas y qué nivel de protección tienen realmente en tu caso.
  • Mediación de seguros. Te plantearemos los seguros que debes contratar, las garantías que puedes esperar y el nivel de optimización que conseguirías.
  • Tramitación y gestión de siniestros: Nos encargaremos de coordinar todo el proceso con la aseguradora, velando por tus intereses, optimizando las indemnizaciones conforme a lo contratado, acelerando los plazos de respuesta y manteniéndote al tanto de la evolución y la previsión de su resolución.

Aspectos claves que debes conocer antes de contratar este seguro

Indemnización por días naturales. El seguro te cubrirá por tantos días como estés de baja.

Carencia. Se trata del tiempo que tu póliza tardará en estar plenamente en vigor. Es decir, hasta que no pase un determinado tiempo no se activarán ciertas coberturas. Ejemplo: Carencia 2 meses en enfermedad significa que hasta que no pasen 2 meses, las enfermedades no estarán cubiertas. En la mayoría de los casos, si provienes de otra póliza de baja laboral, las aseguradoras eliminan las carencias.

Baremo. Dependiendo de la patología, el seguro te cubrirá un número fijo de días.

Franquicia. Es el número de días iniciales de incapacidad que el seguro no cubre. Las pólizas con franquicia suelen abaratar su prima.

Anticipos a cuenta. Te abonarán el importe de la indemnización completa una vez te vuelvas a dar de alta. En caso de que se alargue el proceso, podrás solicitar anticipos.

¿Qué ventajas fiscales puedo conseguir con este seguro?

Las ventajas variarán según quién contrate esta póliza:

  • Empresas. Lo contratan para sus trabajadores y no es considerado salario en especie para el empleado. El límite establecido es de 500 € anuales por persona.
  • Empresarios, autónomos o profesionales liberales. De nuevo, será un gasto deducible de su actividad económica de hasta 500€ por persona.
  • Empleados. No tendrán la consideración de rendimientos del trabajo en especie, de acuerdo a lo previsto en el artículo 43.2.f) de la Ley del Impuesto, las primas o cuotas satisfechas para la cobertura de enfermedad, cuando se cumplan los siguientes requisitos:

Que la cobertura de enfermedad alcance al propio trabajador, pudiendo además alcanzar a su cónyuge, o descendientes.

Que las primas o cuotas satisfechas no excedan de 500 € anuales por cada una de las personas señaladas en el apartado anterior.

Aplicado al empleado, éste disminuye su Salario Bruto Anual a cambio del pago de un seguro de Enfermedad (salud o subsidios). Esto genera un ahorro en el IRPF del empleado, se reduce el salario bruto a tributar, por tanto, la base de IRPF y, posiblemente, la cuota de IRPF a aplicar generando dicho ahorro.

Principales exclusiones del Seguro de Baja Laboral

Indemnización por días naturales. El seguro te cubrirá por tantos días como estés de baja.

Carencia. Se trata del tiempo que tu póliza tardará en estar plenamente en vigor. Es decir, hasta que no pase un determinado tiempo no se activarán ciertas coberturas. Ejemplo: Carencia 2 meses en enfermedad significa que hasta que no pasen 2 meses, las enfermedades no estarán cubiertas. En la mayoría de los casos, si provienes de otra póliza de baja laboral, las aseguradoras eliminan las carencias.

Carencia. Se trata del tiempo que tu póliza tardará en estar plenamente en vigor. Es decir, hasta que no pase un determinado tiempo no se activarán ciertas coberturas. Ejemplo: Carencia 2 meses en enfermedad significa que hasta que no pasen 2 meses, las enfermedades no estarán cubiertas. En la mayoría de los casos, si provienes de otra póliza de baja laboral, las aseguradoras eliminan las carencias.

Baremo. Dependiendo de la patología, el seguro te cubrirá un número fijo de días.

Franquicia. Es el número de días iniciales de incapacidad que el seguro no cubre. Las pólizas con franquicia suelen abaratar su prima.

Anticipos a cuenta. Te abonarán el importe de la indemnización completa una vez te vuelvas a dar de alta. En caso de que se alargue el proceso, podrás solicitar anticipos.

Anticipos a cuenta. Te abonarán el importe de la indemnización completa una vez te vuelvas a dar de alta. En caso de que se alargue el proceso, podrás solicitar anticipos.